peores palabras que podrías poner en curriculum
Contenido del CV

Estas son las peores palabras que podrías poner en tu currículum

Cuando llega el momento de vendernos en un currículum, tendemos a autocalificarnos de la mejor manera posible. El problema está en que todos hacemos lo mismo. Por lo tanto, es fácil caer en las mismas palabras. Es por ello por lo que incluso han perdido su significado. ¡Solo incluirlas puede hacer que descarten directamente tu CV! Por consiguiente, en este artículo vamos a hablar de algunas de las peores palabras para el currículum, así como frases o conceptos que deberíamos empezar a descartar al hacer el CV.

Palabras y frases que no debes incluir en tu CV

Así pues, toma nota de todo lo que debes huir al redactar tu currículum y recuerda que la clave está en destacar. ¡Atento/a!:

Evita las habilidades obvias

Hace años se utilizaba toda la información posible para «inflar» un poco el currículum. Por ello, se utilizaban las típicas frases de «buenas habilidades comunicativas» o «resolución de problemas». Además, se incluía toda tu formación desde infantil. Ahora esto ya no sirve.

Actualmente, lo que más cuenta es la síntesis con la información más importante. Además, esas frases quedan totalmente obvias para casi cualquier puesto de trabajo. Se espera que esas habilidades vengan «adheridas» a tu perfil profesional.

Adjetivos en el CV que ya no representan a las personas

Unas de las peores palabras para el currículum son esos adjetivos con los que todos se representan. Sin embargo, ya están tan desgastados por el uso que pueden suponer el descarte automático de tu CV.

Estamos hablando de los clásicos:

  • dinámico
  • resolutivo
  • proactivo
  • ambicioso
  • eficaz
  • organizado
  • motivado
  • detallista.

Estas palabras ya no significan nada para las empresas si no las justificas. Por ello, aprovecha para incluir algún hecho que las ilustre. Debes intentar mostrar de una manera más visual los resultados de tu trabajo. Descargar una plantilla de CV personalizable con un diseño profesional también puede ayudarte con esto.

Informática desfasada

Es evidente que la tecnología ha dado pasos agigantados en solo unos años. Por ello, incluir «conocimientos de Microsoft Office a nivel usuario» ha quedado un poco desfasado. De la misma manera, aplica esto a tu correo electrónico. Esa dirección de correo que suele terminar en «hotmail.com» y que parece muy poco profesional.

¿Qué palabras o frases puedes utilizar en su lugar?

En lugar de intentar autocalificarte, procura demostrarlo con hechos. Frases como «capacidad para trabajar en equipo» carecen de significado si no hay nada en tu CV que lo ilustre. Por lo tanto, te recomendamos resaltar palabras como:

  • dirigido
  • conseguido
  • resuelto
  • logrado
  • desarrollado.

Asimismo, recuerda dar detalles. Las empresas están buscando soluciones concretas. Por ello, no incluyas únicamente «dirigido tal proyecto». Explica brevemente en qué consistía el proyecto y cuáles eran exactamente tus tareas.

Intenta nominalizar. El «sé hacer (algo)» también es una de las peores palabras para el currículum. Se debe a que denota una ligera falta de profesionalidad. Por lo tanto, en vez de decir «sé redactar», utiliza «redacción».

Marca la diferencia en tu CV sin palabras

Los seleccionadores reciben cientos de currículums y muchas veces dejan de leerlos directamente cuando incluyen estas palabras. Son las peores palabras para el currículum porque pueden quitarte la oportunidad de conseguir una entrevista.

Puedes también aprovechar e incluir algún trabajo de voluntariado. Están muy bien vistos en las grandes empresas y en las angloparlantes. Intenta marcar la diferencia con hechos, no con palabras.

Más allá de las peores palabras para el currículum

La utilización de estas palabras puede conllevar mayores interpretaciones. Es decir, se puede percibir como una falta de atención a los detalles. Incluso como una falta de creatividad. Asimismo, se puede ver comprometido tu interés para —de verdad— encontrar trabajo y con el trabajo.

Por lo tanto, no utilizarlas puede ser muy beneficioso. Se percibirá que no las has empleado y conllevará otro tipo de interpretaciones. Por ejemplo, que dispones de capacidad de innovación o de iniciativa. Lo cual dice mucho de tu perfil profesional. ¡Prueba a hacerlo y lo comprobarás tú mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *