Superar el filtro de los 6 segundos del CV
Contenido del CV

Descubre si tu currículum pasa el filtro de los 6 segundos

¿Sabes en qué consiste el filtro de los 6 segundos? Es el tiempo mínimo que una persona encargada de la selección de personal en una empresa puede tomarse para revisar, muy por encima, el currículum de un candidato. Es muy importante, porque rara vez se toman más tiempo (como mucho, 10 segundos) para revisar los aspectos básicos del perfil profesional y académico de los candidatos. Si el primer vistazo les resulta interesante, entonces pueden llegar a dedicarle hasta medio minuto.

Teniendo en cuenta que la mayoría de empresas y reclutadores reciben cientos de currículum por cada oferta de trabajo que publican, resulta vital que sepas si tu currículum pasa ese filtro de los 6 segundos. De lo contrario, caerá en el olvido y no se fijarán más en él. ¿Quieres saber cómo descubrirlo?

¿Cómo saber si tu currículum supera el filtro?

Existen varios aspectos o cuestiones que puedes revisar para determinar si tu currículum es capaz o no de superar este filtro de los 6 segundos. Si consideras que tu currículum no se adapta a alguno de estos puntos, entonces te recomendamos que introduzcas los cambios necesarios. Así, te asegurarás al máximo de que tu currículum sea leído con detenimiento por los reclutadores. ¡Compruébalo ya mismo!

1. La apariencia general es clara y atractiva

Esto es prácticamente la clave de todo. El aspecto general de tu currículum debe ser lo suficientemente claro y agradable visualmente como para que se genere en el reclutador la sensación de querer leer más. Si éste debe invertir demasiados esfuerzos en detectar la información más relevante, encontrar los datos que está buscando o entender hacia dónde se dirigen los objetivos del profesional, descartará el currículum.

Para garantizar el éxito de tu currículum en este sentido, puedes comenzar por estructurar de manera lógica su contenido. El orden que se prefiere habitualmente es el cronológico inverso y la experiencia profesional se suele situar después de la formación académica. Asimismo, es importante que dejes respirar el texto con los espacios y elementos de separación necesarios.

2. Tu puesto actual está visible y bien explicado

Debes saber que una de las cuestiones a las que más atención prestan los seleccionadores de personal es a aquello que está haciendo el candidato actualmente. Si está estudiando, en paro o trabajando en otra empresa. Por lo tanto, este punto debe quedar lo bastante claro y ser lo suficientemente visible en tu currículum. Debe poder descubrir, en muy poco tiempo, a qué te dedicas actualmente.

Si estás trabajando, este cargo y el nombre de la empresa deben ser los primeros en la lista. Y lo debes acompañar con el indicativo ‘actualmente’ o ‘trabajo aquí actualmente’.

3. Es fácil detectar cuáles han sido tus principales logros profesionales

Cada vez más, las empresas quieren saber qué vas a poder aportar exactamente con tu trabajo a la organización. Por lo tanto, no es de extrañar que quieran extraer de tu trayectoria profesional cuáles han sido tus principales logros u objetivos alcanzados. ¿Por qué no les facilitas la tarea y destacas esta información en cada una de tus experiencias laborales?

4. Tu área de especialización es clara

Si el reclutador percibe que en tu trayectoria ha habido demasiados cambios o giros inexplicables, es probable que desconfíe acerca de tu especialidad u objetivos reales. No mezcles en el mismo currículum experiencias muy diferentes. Es mejor que diseñes varias versiones, cada una de ellas especialmente indicada para un tipo de puesto determinado.

5. Destaca solo tus habilidades o conocimientos más relevantes

Lo mismo ocurre con ese apartado del currículum en el que se destacan los conocimientos adicionales o las habilidades o destrezas. No mezcles las que sean demasiado diferentes, mejor céntrate en las que tengan más valor para la empresa en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *