incluir desempleo larga duracion en el cv cuando y como incluirlo
Contenido del CV

El desempleo de larga duración en el CV: ¿cuándo y cómo incluirlo?

Hacer un buen currículum vítae es imprescindible para poder comenzar o renovar tu vida laboral. En él, indicamos nuestros datos personales, formación académica y profesional, etc. Pero, si somos desempleados de larga duración, ¿debemos incluir esta información en el CV? En este artículo, te vamos a contar en qué casos se deben incluir y cómo hacerlo.

¿Incluir el desempleo de larga duración? ¿Sí o no?

Sí, hay que indicar que somos desempleados de larga duración. Normalmente, tenemos mucho miedo por añadirlo en los currículums. No sabemos cómo justificarlo ante nuestro reclutador. No obstante, ocultarlo es una señal negativa. Solo nos perjudicará. El reclutador puede sospechar que ocultas algo, como por ejemplo, falta de interés.

De igual forma, si has realizado algún voluntariado, trabajo o proyecto es importante indicarlo en la carta de presentación laboral. Además, existen plantillas de CV personalizas que permites que adapte tu información de la manera más profesional posible. Además, si no sabes cómo enfocarlo, estos modelos de currículum descargables son ideales para organizar tus ideas. Lo importante es mostrar que eres una persona activa.

¿En qué casos hacerlo?

Estar desempleado no siempre significa que no encontremos trabajo. También puede haber casos personales que nos impidan poder continuar con nuestra vida laboral:

  • Cuidar de familiares enfermos: es una causa bastante habitual. Puede llegar a ser un caso de necesidad por no encontrar apoyo por otro lado. Este hecho mostrará preocupación y responsabilidad.
  • Cuidar de hijos menores: también es muy común. En muchas ocasiones, por causa de trabajo nos tenemos que desplazar y no tenemos con quién dejar a nuestros hijos. O incluso por motivos de horario.
  • Estancias en el extranjero: muy importante incluirlo. El reclutador valorará mucho este aspecto del currículum. Mostrará que eres una persona abierta a vivir nuevas experiencias y trabajar con diferentes culturas.
  • Oposiciones: es recomendable que lo indiques, sobre todo si pertenece al ámbito de trabajo por el que postulas.
  • Año sabático.: en otros países es muy habitual. Sin embargo, en España es raro que se haga. Se puede pensar que es un tiempo de relajación, pero se puede sacar mucho provecho. Podemos perfeccionar habilidades que teníamos apagadas y que pueden ser útiles para un futuro laboral.

¿Cómo hacerlo?

Aquí tienes varios trucos que puedes utilizar para que este periodo en el paro pase desapercibido:

  • Agrupa los empleos por especialidad: de esta forma, además de demostrar que eres una persona abierta a trabajar en cualquier ámbito, los periodos de tiempo serán más borrosos. Por ejemplo, hostelería, construcción, promoción…
  • Utiliza un formato de fechas no detallado: indica sólo los meses y años de duración, sin más detalle. Por ejemplo, enero 2019 – julio 2020. Será más complicado calcular las fechas de inactividad.
  • Incluye una carta de presentación junto al currículum: explica lo que has estado haciendo mientras buscabas empleo. En esta carta de presentación, puedes hablar sobre los cursos, las actividades y sobre las habilidades que has sacado de ello.

Cómo poner los cursos realizados en el CV

No te quedes corto

Y, por último, recordarte: son varios los datos que siempre debes incluir en tu currículum. Entre ellos, destacan la información del contacto, los títulos profesionales y la experiencia profesional. Sin embargo, incluir otros datos también es recomendado sobre todo si buscamos llamar la atención del reclutador. Por ejemplo: logros, palabras clave de la oferta de trabajo, links a URLs relevantes, ambiciones, aspiraciones, hobbies, etc.

Como ves, estar desempleado durante un largo periodo de tiempo no quiere decir que no estés ocupado. No te preocupes por este aspecto e inclúyelo en tu currículum. Es un tiempo dedicado a otros proyectos de estudio o de desarrollo laboral. Un momento de reciclaje personal y profesional. Haz ver al reclutador que ese estancamiento ha sido una época de provecho.

Ahora que ya sabes qué incluir en tu plantilla de CV para que esté perfecto, ¡te animamos a hacerlo! Siguiendo nuestros consejos, seguro que llegarás muy lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *