Cómo poner la edad en el CV

La edad es uno de esos datos personales que muchas veces nos condicionan a la hora de encontrar un nuevo trabajo, por lo que enseguida nos surgen las dudas:»¿debo indicar mi edad a la hora de hacer el currículum?» ,»¿Pongo mi fecha de nacimiento?»

Te has hecho estas preguntas, ¿a que sí? No te preocupes, en Shop CV estamos para darte unas cuantas respuestas.

Poner la fecha de nacimiento en el CV, ¿sí o no?

Muchas personas al redactar su currículum incluyen su fecha de nacimiento pensando que es un dato obligatorio para cumplimentar un buen currículum. Lo cierto, sin embargo, es que no es un dato que haya que poner obligatoriamente, y de hecho las empresas ni siquiera deberían obligarte a indicar tu edad en el CV cuando publiquen su oferta de empleo o te pongas en contacto con ellas, ya que puede convertirse en una información que facilite la discriminación de algunos candidatos.

Y pese a todo ello, es un dato que se sigue pidiendo, especialmente en el ámbito online al rellenar un formulario en internet para una oferta de empleo, crearte un perfil en una web de selección de personal o al cumplimentar los datos para un empresa de selección presencial.

Ante todo, un aspecto que debes evitar es indicar tu edad actual, porque al ser un dato que varía con el paso del tiempo si leen tu currículum dentro de unos meses puede que ya no tengas la edad que ahí se indica, y no digamos si lo leen dentro de un año o más. En todo caso pon solo tu fecha de nacimiento, con la que podrán saber qué edad tienes actualmente.

Ahora bien, la pregunta que debes hacerte es cuándo debes poner la fecha de nacimiento en tu currículum y cuándo es mejor que no la indiques. Vamos a ver cada caso concreto.

Pon tu fecha de nacimiento en tu CV si…

opinas que es un elemento favorable para que te llamen a entrevista. Por ejemplo, si la oferta es para recién graduados o estudiantes que aún no han terminado sus estudios, lo más probable es que -por la falta de experiencia profesional que se presupone en esos casos y el salario discreto propio de este tipo de puestos- una edad que revele tu juventud te favorezca para entrar en el proceso de selección.

Candidato joven sin experiencia

Vladimir Gjorgiev || Shutterstock

Por otro lado, cuando tienes la seguridad de que no van a dejarte fuera del proceso por indicar tu fecha de nacimiento también puedes indicarla sin problemas. Un ejemplo sería cuando el perfil que busca la empresa claramente encaja con tu edad actual.

Por último, están aquellos casos en que has de ponerla porque no te queda otro remedio: estar cumplimentando un formulario online para un portal de empleo, por ejemplo, y tener que rellenar una casilla con tu edad sería uno de ellos. En muchos casos si no lo haces no podrás avanzar en la cumplimentación del formulario, mientras que en otros sí, aunque si respondes a todas las casillas menos a la de la edad puede que la empresa se pregunte por qué no has querido dar ese dato, así que quizá merezca la pena indicarla.

No pongas tu fecha de nacimiento en tu CV si…

… te da la impresión de que puede ser un elemento discriminatorio. Como decíamos, la edad es un dato que las empresas no deberían preguntar a sus candidatos, y menos solicitar a la hora de entregar el currículum.

Pero la tradición en muchos países es preguntar la fecha de nacimiento, mientras que en otros lo que procede es no pedir información alguna sobre la edad, e incluso evitar aportar cualquier información en el CV que permita a los reclutadores deducir la edad del candidato, como la fecha de inicio o finalización de sus estudios. Sin duda este último enfoque de currículum es el más justo, pues permite que los esfuerzos se centren en seleccionar a un candidato válido en función de su valía, no de la edad.

Lógicamente, deberás adaptarte al país en el que entregas tu currículum, y averiguar qué información suelen solicitar ahí las empresas. Con esa información en la mano ya depende de tu valoración el incluir o no tu fecha de nacimiento.

A continuación te explicamos qué edades pueden convertirse en elementos discriminatorios para según qué puestos y empresas.

¿Qué edades pueden ser fácilmente discriminadas en procesos de selección?

Según la empresa a la que envíes tu currículum y el puesto para el que te postules, es posible que tu rango de edad sea motivo de discriminación tanto negativa como positiva, por lo que conviene tener claro en qué casos debes indicar o no tu fecha de nacimiento.

Podríamos establecer por lo pronto dos grandes grupos de edades: menor de 30 años y mayor de 45 años.

Empezando por el rango de edad menor de 30 años, encuadrarse en esta edad puede ser una ventaja si lo que se busca es un perfil muy joven para un puesto en el que desarrollarse profesionalmente. Sin embargo, para puestos de mayor responsabilidad, en los que generalmente se prefiere a candidatos con mayor experiencia profesional y una evolución laboral constatable, ser menor de 30 años es claramente una desventaja.

Si te encuentras en esta horquilla de edad y el puesto es de responsabilidad, mejor no indiques tu fecha de nacimiento en el currículum; deja que tus conocimientos, aptitudes y motivación brillen en la entrevista, donde tu edad será algo evidente pero puede quedar eclipsada por tu valía como candidato.

Centrándonos ahora en la franja de edad mayor de 45 años, este se ha considerado a menudo un periodo vital en el que un candidato se afianza profesionalmente después de muchos años de trabajo. Esto no es ningún problema si es ese el perfil que busca la empresa a la que presentas tu candidatura, pero si tienes 45 años o más y el tipo de puesto es habitualmente más propio de alguien situado en la treintena puede que tu currículum sea descartado a la primera de cambio, sin dar una oportunidad a tus habilidades, conocimientos y experiencia anterior.

Empleado senior

fizkes || Shutterstock

¿Nuestro consejo? Al igual que decíamos antes, mejor no reflejes tu fecha de nacimiento en el currículum en estos casos, salvo que se indique expresamente en la oferta que no importa la edad o que se va a tener en cuenta especialmente a aquellos perfiles cuyo rango de edad encaje con la tuya.

Dicho esto, volvemos a echar mano de una máxima que siempre hemos defendido: no mientas al redactar cualquier aspecto de tu CV. El tema que tratamos, obviamente, no puede ser una excepción: no mientas en tu currículum acerca de tu edad, o más pronto que tarde te pasará factura.

Imagina esta situación: indicas una fecha de nacimiento que no se corresponde con la tuya, con la intención de pasar el primer filtro del CV y que te llamen para entrevista. Y ocurre: te citan y una vez allí tu entrevistador cree al verte que eres el padre o la madre de la persona que aparece en el currículum o, más cómico si cabe, que eres su hijo/a.

Cuando descubran que la persona del currículum eres tú y que mentiste en tu fecha de nacimiento, ¿crees que necesitarán seguir con la entrevista?

De acuerdo, es un ejemplo un poco exagerado, lo sabemos; pero si crees que no tienes la edad idónea para el puesto, sencillamente no indiques tu año de nacimiento, y cuando te llamen prepara una gran entrevista que les convenza de que su candidato ideal eres tú, olvidándose de la edad.

Dónde debes colocar la fecha de nacimiento en el currículum

Ahora llega el momento de conocer cuál es la mejor ubicación para la fecha de nacimiento en el currículum.

Si finalmente has optado por dejar patente tu edad en el currículum que vas a entregar, coloca tu fecha de nacimiento en la sección de datos de contacto (exacto. Se trata de la sección que aparece en primer lugar en el currículum, de ahí la importancia de valorar muy bien si se indica la fecha de nacimiento o no en él, puesto que si es un dato determinante para el reclutador jugará un papel decisivo en que siga leyendo tu CV o lo descarte a la primera).

Eso sí, no sitúes la fecha de nacimiento justo al empezar la sección. Déjala para el final, después de tu nombre, ciudad de residencia y teléfono.

Y si no acabas de decidirte…

Es posible que, pese a todo lo que hemos visto hasta ahora, no tengas del todo claro si es conveniente indicar tu fecha de nacimiento en tu currículum. Para terminar de despejar estas dudas, ten presente que si no indicas cuándo naciste es muy probable que el reclutador termine igualmente averiguando tu edad de manera aproximada, simplemente atendiendo a las fechas en que cursaste tus estudios y a los periodos en que has desarrollado tus trabajos anteriores.

Por eso, tampoco te compliques demasiado valorando este aspecto y toma como referencia los casos que hemos visto en que la edad puede ser una ventaja o una desventaja para el puesto.

Como aporte final, solo cabe recordar que cada empresa tiene sus propias peculiaridades, así como cada puesto de trabajo es distinto de otros, por lo que lo más efectivo es -también para el asunto de la edad en el currículum- estudiar a fondo la oferta de trabajo, la empresa que la ha publicado y tu propio perfil. Con la información resultante de esta pequeña investigación previa tendrás todos los datos que necesitas para saber con bastante seguridad si es adecuado o no indicar tu edad en el currículum.

Una vez lo hayas decidido, descárgate una de nuestras plantillas de currículum y prepara un CV ganador. Además, en aquellas plantillas destinadas a una profesión o sector en concreto podrás consultar si es habitual indicar o no la edad, algo que te será realmente útil.